Miércoles, 22 de Octubre de 2014 - 20:01
Los impactos / Impactos globais

Proyecciones alertan sobre la urgencia de acciones

Todos los seres vivos y ecosistemas son vulnerables a las alteraciones climáticas y, cuando están expuestos a cambios tan profundos y radicales, corren riesgo de extinción.

De esta forma, al hablar de impactos del cambio climático, debemos tener en cuenta los aspectos de la vulnerabilidad climática. Como ejemplo, tenemos el semiárido brasileño, que es altamente vulnerable al aumento de temperatura. Tanto que en uno de los escenarios climáticos indicados por los investigadores, deberá llover menos, y las sequías podrán ser más intensas. También puede haber una reducción en el nivel de agua de los reservorios subterráneos, haciendo de la región un lugar impropio para la vida humana y para la vegetación. La vulnerabilidad climática es algo abarcable, no sólo afecta a las personas, sino al planeta como un todo.

Según el Relatorio de Desenvolvimento Humano 2007-2008 do PNUD (Informe de desarrollo humano 2007-2008 del PNUD) (PDF 8.730 KB - descargar el archivo), entre 2000 y 2004 cerca de 262 millones de personas se vieron anualmente afectadas por desastres climáticos. El documento muestra que más del 98% de ellas vive en países en desarrollo.

El clima en la prensa

Las denominadas “vulnerabilidades” son el tema central del 0,8% de los textos publicados en 50 periódicos brasileños analizados en el periodo 2005-2007.

Fuente: Estudio Mudanças Climáticas na Imprensa Brasileira (Cambio Climatico en la prensa brasileña). ANDI y la Embaixada Británica en Brasil.

Proyecciones del mismo estudio señalan que “las consecuencias condenarán al 40% más pobre de la población mundial –cerca de 2.600 millones de personas– a un futuro de oportunidades diminutas. Exacerbará profundas desigualdades entre los países y minará los esfuerzos para construir un padrón de globalización más inclusivo, reforzando las enormes disparidades entre los que 'tienen' y los que 'no tienen'”.

El informe del PNUD hace hincapié en la responsabilidad humana en la vulnerabilidad de las poblaciones, al explicar que los riesgos emergentes y la vulnerabilidad asociados a las alteraciones climáticas son el resultado de procesos físicos, pero también consecuencia de acciones y decisiones humanas.

“Cuando una persona, en una ciudad estadounidense, enciende el aire acondicionado, u otra persona, en Europa, conduce el automóvil, ambas acciones provocan consecuencias en las comunidades rurales de Bangladesh, para los labradores de Etiopía y para los habitantes de barrios degradados de Haití. Con estas conexiones humanas hay una responsabilidad moral, incluida la responsabilidad de reflexión sobre cómo cambiar las políticas energéticas que perjudican a otros pueblos o a futuras generaciones”, explica el documento.


Proyecciones

Además de concluir que la acción humana es probablemente la mayor responsable por el calentamiento del planeta en los últimos 50 años, y que los efectos de esta influencia se extienden a otros aspectos del clima, como el aumento de la temperatura de los océanos, variaciones extremas de temperatura e incluso padrones de los eventos, el IPCC calcula que hasta el fin de este siglo la temperatura de la Tierra suba entre 1,8 °C y 4 °C.

Dentro de esa franja de temperatura, el grupo trabajó algunos escenarios –mostrados a continuación, según el informe del Grupo de Trabajo II del IPCC.